La vida post coronavirus. - Salud y desarrollo personal
585
post-template-default,single,single-post,postid-585,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

La vida post coronavirus.

La vida post coronavirus.

La vida post coronavirus. Parece que aquí en España la luz al final del túnel y poco a poco comienza la ya tan famosa “desescalada”: este sábado se abre la veda a una de las medidas más esperadas por la gente: salir a hacer deporte.

pero esta va para largo y aún más larga será la recuperación y no solo hablo de la recuperación del país sino también el de nosotros, las personas, que hemos sufrido este trauma y que encontraremos a partir de ahora un mundo que no se parecerá en nada al que dejamos hace unos meses.

¿Cómo será la vida Post coronavirus?

La característica fundamental será que viviremos en la incertidumbre. En los próximos meses es muy difícil pronosticar lo que sucederá, las medidas que se tomarán, que pasará con el verano, con los trabajos, con el virus. Pero tengo una buena noticia: el ser humano ha vivido millones de años bajo la incertidumbre.

Hoy en día nuestro cerebro se ha hecho adicto a la rutina. Le encanta lo que conoce: ir a trabajar al mismo sitio, rodearse de las mismas personas, tener seguridad en forma de un techo y un salario. Pero nuestra especie a demostrado tener la capacidad de adaptarse a cada cambio que se ha producido a lo largo de la historia.

Pero esto que hoy en día es tan normal, es algo prácticamente nuevo para una especia acostumbrada a vivir con la incertidumbre. Durante millones de años, nuestros antepasados vivían con la incertidumbre de poder cazar, de no ser atacados, de caminar largas horas para recolectar algún alimento, de encontrar cuevas donde refugiarse.

Nuestro cerebro tiene gran capacidad de adaptación e innovación. Quizás es hora de despertar ese instinto dormido que todos tenemos y hacer lo que nos vienen recomendando desde hace mucho, salir de la a famosa “zona de confort”

¿Qué podemos hacer nosotros?

Prepararnos para el cambio. Poner a nuestra disposición todos los recursos que tenemos guardados para disponer de claridad mental y energía para poder poner en marcha los mecanismos necesarios para vivir plenamente.

Y para ello es importante que comencemos por cuidar nuestra salud.

En este tiempo que hemos estado en casa, se ha dado la situación que muchos hemos descuidado la alimentación y hemos visto disminuida nuestra actividad física. Además del gran estrés que hemos sufrido a causa de una nueva y desconocida situación y una amenazante pandemia.

Comenzar a hacer nuestra vida más plena

Es nuestra responsabilidad: como ya sabrás si has leído nuestro post anterior sobre el sistema inmune, es importante que tomes ciertas decisiones en cuanto a la alimentación, que es la gasolina que mueve nuestro cuerpo.

Igual de importante es cultivar la presencia, sabiendo que AQUÍ y AHORA es el único momento en que se pueden producir cambios. Y no significa que dejemos de planificar, todo lo contrario, hemos de hacerlo pero estando abiertos al cambio, siendo flexibles y “adaptando la vela a las condiciones del viento”

Significa que hemos de dejar de movernos en dos sentimientos absurdos e incapacitantes como son la culpa y la preocupación.

Ahora es el momento de invertir en ti.

Por último, decirte que ahora más que nunca es momento de invertir en ti. Internet es una gran fuente de información (solamente has de saber elegirla) así que aprovecha. Lee, has cursos, mira videos de youtube, escucha podcats, hay miles de personas ofreciendo su conocimiento y su experiencia y muchas veces de forma gratuita.

El conocimiento va a ser en este periodo lo que fue un título universitario en esta última década y lo que era tener fabricas en la era industrial o latifundios en la era agrícola, con la única diferencia de que todos tenemos un cerebro. Hablo de esto en mi libro “Puente a una vida plena”

Te aseguro que solo así será más fácil adaptarse a estos nuevos tiempos, a la vida post coronavirus.

No Comments

Post A Comment