Pablo Gaudio | Coach - Kinesiólogo - Fisioterapeuta
778
page-template-default,page,page-id-778,theme-bridge,bridge-core-2.0.3,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

1988

Nacimiento_Pablo Gaudio

Mis comienzos

Nací en Montevideo el 20 de febrero de 1988 en el seno de una familia trabajadora. Fui el 2do de los hijos, pero el primer varón. Me recuerdan de ese día como “una bolita peludita que enseguida se enganchó a la teta”.

A los dos años sufro un cuadro agudo de bronquitis, dejándome al borde de la asfixia en muchas ocasiones. Después de visitar una infinidad de especialistas y al borde de la desesperación, mis padres me llevan a un médico homeópata que encuentra la solución. El diagnóstico era claro: a pesar de mejorar mis síntomas, sería un niño enfermo de por vida.

A pesar de ese diagnóstico, mi niñez está muy unida al deporte. Practico kárate, taekwondo y finalmente descubro mi pasión por el fútbol y llego a destacar en muchos equipos.

1996

Se completa la familia_Pablo Gaudio

Nacimiento

Nace mi hermano Maxi para completar la familia.

2003

A mis 15_Pablo Gaudio

Adolescencia

Cuando cumplo 15 años, debido a la crisis social y económica que atravesaba América Latina, emigro junto a mi familia a Europa, siendo mi destino Tenerife. Comienzo a rechazar el poder y las instituciones políticas, haciéndolas responsables de este viaje.

Compagino mis estudios con el trabajo para poder ir a la universidad. Me adhiero a la idea de “cuanto menos problema dé, mejor”. Así, actúo durante muchos años con la intención de “parecer bueno” e “intentar quedar bien con todo el mundo”, priorizando las necesidades de los demás a las mías.

2009

Kinesiologia_Pablo Gaudio

Formación

Fruto de esa necesidad de ayudar a los demás, me diplomo como Fisioterapeuta por la Universidad de La Laguna en el año 2009.

2010

Francia_Pablo Gaudio

Encontrándome

Un año más tarde, viajo a Francia en busca de nuevas experiencias. Descubro allí que poco sirve lo aprendido en la Universidad. Que cada persona es un mundo y que no puedo protocolizar tratamientos sin tener en cuenta las necesidades personales de cada uno. Entro en un espiral de dudas en cuanto a mi vocación.

Para callar estas voces, me dedico a viajar y hacer deporte. Encuentro en las carreras de ultradistancia la excusa perfecta para pasar mucho tiempo solo. Comienzo a participar en carreras de muchas horas de duración como medio de reflexión y manera de entrenar mi cabeza ante los desafíos que surgían en mi vida.

2014

Mi cambio

En 2014 corro por primera vez Transvulcania, una carrera que me marcaría de por vida. La completo durante 3 años consecutivos.

Ese mismo año sufro una crisis existencial. No encuentro sentido a mi vida. Fruto de esta crisis comienzo a estudiar programación neurolingüística, reiki y eneagrama. Me acerco al mundo de las emociones. Dejo de tratar pacientes y empiezo a tratar personas. Comienza mi camino hacía el desarrollo personal.

2016

Proyecto y sobrina_Pablo Gaudio

Proyecto solidario

En el 2016, fruto de mi amor al correr y a la necesidad de darle sentido a mi vida, sumado al nacimiento de mi sobrina Martina, creo el proyecto Ve a por tu macedonia, con el que reúno fondos para ayudar a niños discapacitados a cubrir sus terapias.

2017

Mi misión

En mi afán de buscar ayudar a las personas más allá de lo físico, me inscribo al curso de kinesiología holística en la escuela Physioenergética de Madrid pasando así 2 años aprendiendo de grandes profesionales.

2018

Mi primer libro

En el 2018 escribo mi primer libro “Puente a una vida plena” donde doy mi punto de vista sobre la salud y la vida. En él, trato de empoderar a las personas y hacerles comprender que somos cocreadores de nuestra propia vida.

2019

Actualmente_Pablo Gaudio

Hoy por hoy

Actualmente de vuelta en España publico mi segundo libro “Café disruptivo” y descubro mi propósito:

Hacer llegar a las personas el mensaje de que es posible vivir una vida plena y abundante. Para ello hago una llamada a la reflexión para después invitarte a pasar a la acción, poniendo a disposición de las personas todas las herramientas que conozco para que sean capaces de sacar su máximo potencial y lo hago porque creo firmemente que este es el camino del cambio para vivir en un mundo mejor.

GRACIAS

por llegar hasta aquí, estaré encantado de escucharte y poder aportar mi experiencia en tu cambio.